CASA BRANDON

***

 
 
*
 
TEXTO LISA KERNER Y BÁRBARA BELLOC
FOTOS SANDRA FLOMEMBAUM
 

El multiespacio que abrieron en las inmediaciones del Parque Centenario aglutina lo que este grupo viene realizando desde hace unos cuantos años en la escena gay local: muestras, recitales de poesía, ciclos de cine. Una casa amigable donde pasar buenos momentos. En la crónica que sigue, Lisa Kerner –una de las responsables del lugar- y la poeta Bárbara Belloc dan cuenta del verano en la ciudad, donde la opción viable parece ser acercarse a casaBrandon.

Me despierto temprano no porque no tenga sueño; me muero de calor.
Abro los ojos, y en ese instante no soy nadie ni soy yo, no reconozco las cosas que me rodean, que veo cada día y cada noche. Pero en cuanto

 
 
 
empiezo a salir de la órbita poderosa, imantada, del sueño, esa ignorancia momentánea de no saber quién soy, cómo me llamo, qué día es, quién me quiere y a quién quiero, se desvanece. En el instante siguiente aparece todo mi mundo revelado (también, mis responsabilidades). Es tangible; estiro la mano y puedo tocarlo, como puedo tocar mi cara y reconocerme.
Pienso, somnolienta, en los que están de vacaciones, y me sorprendo de notar las realidades paralelas. Se me aparecen como imágenes superpuestas, imágenes reales como fotos o películas, recuerdos, fantasías, piezas sueltas de un guión que me gustaría haber escrito.
 
 
Jorgelina y Mora en Brasil: el morro, el olor a choclo, basura y mango mezclados, el calor, el sabor de la sal, la pereza del verano... Y yo aquí: un momento atrás viviendo el sueño, después viviendo otro (diario) despertar… Y millones de personas en todo el mundo: soñando y viviendo, instante tras instante, amando, sufriendo, asumiendo la responsabilidad de una historia, grande o pequeña, que se suma a una trama ancha, corrediza como un río. Las realidades paralelas se tocan, también.
Tener conciencia de esta libertad y esta responsabilidad me emociona.
Siento la fuerza de mi propia fuerza entrando en la corriente. Me propongo recordarlo siempre, cada día, para disfrutar más de la vida.
Ahora voy a casaBrandon, a encontrame con Mora y Jorgelina que volvieron, con Tali, Sasha y Sebas que me esperan. Otra escena de nuestro guión mutante. casaBrandon: el espacio donde se cruzan y le damos la bienvenida a miles de historias que disfrutamos compartir.

casaBrandon Bar, restaurant, galeria de arte, pantallas, predance.
Luis Maria Drago 236, t: 4858-0610. De miércoles a domingos.

http://www.brandongayday.org.ar/