Suplemento Radar
Periódico pag12

pag 18
Por Cecilia Sosa
foto: Sandra Flomenbaum

 


Al principio fueron las fiestas; explosivas, desbordantes y las primeras en dar abrigo allá por los albores del siglo a la comunidad gay, condenada a pulular triste y nómada por territorios siempre ajenos. Las fiestas fueron un “boom” (pronto se sucedieron las copias), lo gay fue moda y al club de “raritos” pronto se le asoció la más atenta cultura straight. Ahora, las chicas Brandon, pioneras en todo, montaron la casita propia. “Tocá timbre. Estamos abiertxs”, provoca una puerta rosa que interrumpe la calma pálida de una breve callecita de Villa Crespo.
Galería de arte, espacio de poesía y bicicletas, barra multicolor (donde atienden Sasha y los tragos más dulces), entrepiso y un inmenso living con sillones tan mullidos que da ganas de quedarse para siempre. Aún más arriba, un restó casi tradicional iluminado por ojos naranja y bandejas de djs. Tal el encantador marco para un sinfín de propuestas que van de miércoles a domingos. ¿Miércoles? Día de series. Una inmensa pantalla cae del techo y proyecta todo-lo-que-nos-gusta-a-nosotras (se encaprichan Lisa, Jorgelina y Mora): Queer as Folk, pero también La Mujer Maravilla, Invasión extraterrestre y La princesa Gina. Los jueves es día de “Casa abierta”: pantalla, bandejas, ojos y bocas a disposición de quienes tengan algo que mostrar. Los viernes son veladas acústicas; íntimas y a veces tan sorprendentes como la que regaló Ezequiel Borra, músico de Juana Molina. Sábados ciento por ciento electrónicos: pista de bases, justo en el límite de la armonía barrial. ¿Domingos? Lectura de poesía y proyecciones. Este mes, una exquisita selección de animé erótico para extasiar a yuris (chicas) y yaoi (chicos). Y, casi como para que no falte nada, Casa Brandon también da de comer. Delicias mediterráneas (aunque nunca falta un plato vegetariano), sandwiches y tapeo con más de 25 variedades de milanesitas de calabaza, mejillones y mini-brochettes. ¿De postre? Mousse de dulce de leche, brownie tibio o cheese cake con frutillas.
Elija el día (o la mejor excusa) y anímese al mejor gay-day en cartel.

De miércoles a domingos desde las 18 en Casa Brandon. Luis María Drago 236.